Antonio Fernández Comesaña de UCN

El partido independiente Unión Centrista de Nigrán (UCN), por medio de su portavoz Antonio Fernández Comesaña, denuncia públicamente la alarmante falta de rendición de las cuentas municipales del año 2017, después de superado con más de cuatro meses el plazo establecido en el Real Decreto Legislativo 2/2004, del 5 de marzo, que en su art. 191.3 establece como fecha tope antes del día primero de marzo del ejercicio siguiente, y que habrá de remitirse copia al Ministerio de Hacienda y Xunta de Galicia, antes del 31 de marzo.

También denuncian la rendición de la Cuenta General antes del 15 de mayo, por lo que será imposible aprobar y remitir en plazo al Consello de Contas, con los graves perjuicios económicos que pueda suponer para el Concello, no sólo en la pérdida de subvenciones de la Xunta, sino también en la retención de los Fondos en los Tributos del Estado, “lo que resultaría lamentable“, dicen.

UCN lamenta el incumplimiento del acuerdo firmado entre el Sr. Alcalde y su grupo -en el pasado mes de abril-, y que posibilitó la aprobación del presupuesto municipal para el año 2018, fijándose como fecha tope para la rendición de la liquidación del ejercicio anterior antes del 15 de mayo (ya fuera de plazo), “acuerdo que está siendo gravemente incumplido por parte del gobierno local, no sólo por el desprecio a la legalidad vigente, sino también por la falta de credibilidad y nulo respeto a los acuerdo firmados por parte del alcalde Juan González”, salientan desde UCN.

UCN recuerda que no sólo por imperativo legal hay que presentar las cuentas en plazo, sino también que se está incumpliendo con la ley de transparencia y buen gobierno, por lo que el Ayuntamiento de Nigrán se está llevando la palma y puede convertirse en un campeón a nivel nacional“, matiza Fernández.

UCN ya viene reiterando al alcalde en los últimos plenos, no sólo las razones por la alarmante demora, sino también alertando de los graves perjuicios económicos que pudieran derivarse, así como también, la asunción de responsabilidades ante los posibles quebrantos económicos a la Hacienda Local, por la actuación de funcionarios y autoridades responsables, por culpa, dolo o negligencia graves en su actuación, sin que todavía se tenga noticia alguna al respecto.

Desde Unión Centrista de Nigrán no entienden como un Ayuntamiento que dispone de tres funcionarios con Habitación Nacional (Secretario, Interventor y Tesorero), así como un total de 11 funcionarios en el departamento económico, incluidos Interventor y Tesorero, sea incapaz de cumplir en plazo con la rendición de sus cuentas, lo que pudiera entenderse, no solo como un hecho grave de irresponsabilidad, sino también por las repercusiones negativas para los vecinos, al resultar casi imposible poder disponer del Remanente de Tesorería, para la ejecución de obras de vital importancia para los vecinos, amén de la opacidad en su gestión.

Fernández Comesaña, no descarta poner los hechos en conocimiento del Ministerio de Hacienda, Xunta de Galicia y Consello de Contas, para que tomen cartas en el asunto, y depuren posibles responsabilidades de ser el caso.