ALFREDO

Un conductor de unos 55 años , vecino de Nigrán y que cuadruplicaba la tasa de alcoholemia, provocó a primera hora de esta mañana un accidente de tráfico sin que se produjeran daños personales pero si materiales.

Los hechos sucedieron sobre las 7:00 horas de este jueves, cuando el vehículo que conducía el nigranés invadió la acera y colisionó con una farola en la calle Tomás Mirambell. Los dos ocupantes del turismo resultaron ilesos.

La Policía Local de Baiona se personó en el lugar y le realizó las pruebas de alcoholemia al conductor y constataron que arrojaba unos elevados resultados, los cuales, cuadruplicaban la tasa de máxima permitida.