El Concello inicia la próxima semana el trabajo de campo para evaluar la gestión de las aguas residuales en la zona costera de O Rosal, una problemática que, aunque depende de Augas de Galicia, preocupa mucho al gobierno municipal por cómo afecta a todos los vecinos.

Un equipo técnico especializado recorrerá los barrios de Portecelo y San Xián, los días 16 y 17 de junio de 09.00 a 19.00 horas, para realizar el estudio de evaluación y tener una visión clara de la realidad.

Desde el Concello se ruega la colaboración de todo el vecindario para poder analizar la situación actual en la que se encuentra la gestión de aguas residuales en esta zona y “poder atopar solucións a medio prazo”. “Somos conscientes da problemática que levan anos padecendo os veciños e veciñas destas zonas, por iso quixemos dar un primeiro paso importante na procura de alternativas colaborando en todo momento co órgano competente”, explica la alcaldesa, Ánxela Fernández  Callís.

Este estudio permitirá cuantificar la cantidad de aguas residuales que generan de forma individual las cerca de 200 viviendas y edificaciones de la zona, de las que sólo alrededor de 80 están habitadas todo el año. El objetivo es determinar las necesidades conjuntas y las posibles soluciones a medio plazo para un tratamiento de aguas residuales que permita disponer de una gestión ambientalmente más sostenible que la actual.