Sube la bombona de butano
BANDALLO

La Fiscalía Provincial de Pontevedra solicita tres años de prisión para AM.A.L. por estafar a varios vecinos de Nigrán, Gondomar y Vigo, haciéndose pasar por revisor de gas.

El Fiscal sostiene que entre noviembre del 2012 y agosto del 2013, la empresa del acusado, cuyo objetivo social era la reparación, mantenimiento e instalación de fontanería y gas, realizó inspecciones en nombre de Gas Natural o Repsol en estas localidades con la intención de obtener un beneficio económico.

En Nigrán, la empresa de este supuesto revisor de gas estafó a tres vecinos. En la tarde del 29 de julio de 2013, dos personas se presentaron en la vivienda de una vecina del municipio indicándole que eran del Butano y que tenían que realizar la revisión de gas. Uno de los operarios le digo a la propietaria que tenían que cambiarle la goma y el capuchón, por lo que le cobraron 101,77 euros.

El 30 de julio del 2013, dos operarios de la empresa de AM.A.L. se presentaron en otro domicilio de esta localidad miñorana vestidos de forma similar a los operarios de Repsol. Los técnicos revisaron la instalación sin desmontar nada cobrándole a la propietaria 72,60 euros.

Ese mismo día, dos personas de la misma empresa se presentaron en otra vivienda de Nigrán, con la excusa de realizar la inspección de la caldera cobrándole a la dueña 72, 60 euros por cada una de las dos plantas de la casa.

También en Gondomar recibieron la visita de estos falsos revisores de gas. Sobre las 14:00 horas del 7 de agosto de 2013 dos personas de la misma empresa se presentaron en un domicilio de una vecina de Gondomar, a la que dijeron ser de Butano, y que iban a realizar la revisión, cobrándole por ello 101,77 euros.

En Vigo, fueron seis las personas timadas por estos falsos revisores de gas.

Por todo ello, el Fiscal solicita la pena de tres años de prisión para AM.A.L., propietario de la empresa, por un delito continuado de estafa. También solicita la indemnización a las personas a las que estafó.

El juicio, que se iba celebrar esta mañana en el juzgado de Instrucción Número 1 de Vigo, se suspendió y se aplazó para el próximo mes de septiembre.