ALFREDO // Roberto Perdigones, el diseñador de "Égida”

Cuando instalamos una alarma en nuestro negocio o en nuestra casa, lo hacemos para que nadie nos entre a robar o no nos quebrante la intimidad de nuestro hogar. Bajo esa premisa, Roberto Perdigones, un joven de 32 años natural de Gondomar y residente en Camos, Nigrán, ha diseñado “Égida”, una alarma que, asegura, “es infranqueable, 100% segura, súper económica y que va a revolucionar el sistema de seguridad en todo el mundo”.

De profesión militar, 13 años como Zapador en el ejército, realizó un curso en el Centro Internacional de Desminado (CID) en Madrid donde aprendió conocimientos “sobre frecuencias e inhibidores, por lo que tengo los suficientes conocimientos en este campo para diseñar una alarma”, afirma.

Su mujer regenta un bar en A Ramallosa e instaló una alarma de una empresa importante. “Pero como todas las alarmas se pueden neutralizar de una u otra manera, pensé que tenía que idear un sistema infranqueable para proteger el negocio de mi mujer, y lo hice con la ayuda de mi hijastro de 10 años, a quien también le gusta la electrónica”, explica el padre del sistema de seguridad.

Para ello, se puso manos a la obra y buscó información en internet de todos los tipos de alarmas que hay en el mundo y “encontré un sistema que se me ocurrió viendo un capítulo de Los Simpson”. Este sistema, testifica, «elimina todos los puntos ciegos que tiene una alarma, por lo que es infranqueable. No hay ninguna técnica hoy en día que interfiera en el sistema que he diseñado, por lo que siempre funciona. Mi alarma le ahorrará a muchas empresas cientos de millones de euros”.

Roberto se puso en contactó con varias empresas del sector donde le informaron “que no existe ninguna alarma en el mundo como la mía”. También contactó con «atlanTTic», el Centro de Investigación en Tecnologías de Telecomunicación impulsado por la Universidad de Vigo, “que acredita con un informe que mi alarma funciona”, asegura.

La base del proyecto la desarrolló en “dos noches sin dormir, buscando información en internet” y necesitó de otros seis meses para completar el proyecto. “Con mi alarma, una casa está protegida contra atracadores, ladrones, okupas, etc.”