ALFREDO

Susto el que se llevó esta mañana una familia del Camiño da Romana en O Rosal al incendiarse el bajo de su casa cuando no había nadie en la vivienda.

El incendio se originó por una chispa de una soldadura tras unos trabajos que realizó el hijo de la familia minutos antes del fuego. Los vecinos vieron salir humo y dieron la voz de alarma.

Tras el aviso, se personó en el lugar el GES de A Guarda que sofocó el incendio. Con la ayuda de los Bombeiros do Baixo Miño se enfrió la instancia. El humo también afectó la planta superior de la vivienda que fue necesaria su ventilación.

El incendio calcinó un remolque de tractor, madera y varios aperos de labranza. En el interior del bajo también había una lata de gasolina que ayudó a la propagación del fuego. No hubo que lamentar daños personales.