ALFREDO // El Pesca 1 en un operativo en Oia (archivo)

Sobre las 21:00 horas de este martes saltaban todas las alarmas en Baiona. Una embarcación con una persona a bordo se encontraba a la deriva en la zona conocida como “A Bombardeira”, en Baredo.

Su tripulante, un vecino de Vigo, estaba realizando una jornada de pesca cuando el motor sufrió una avería y quedó a la deriva. El hombre pulsó el botón DISTRESS (Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima) que emite una señal de socorro y, mediante el GPS, envía la posición de la embarcación.

Tras la llamada de SOS, Salvamento Marítimo movilizó a la zona al Pesca 1, a la Guardia Civil y Policía Local de Baiona. El hombre, además de echar el ancla, llamó al Monte Real Club de Yates. Rápidamente, una embarcación con dos marineros del Club, Carlos Ludeña y Óscar Cedeira, salieron en su ayuda. En unos diez minutos llegaron al lugar y pudieron socorrer al vigués. La embarcación, una neumática de 8,50 metros, fue remolcada a las instalaciones del Monte Real. El operativo de Salvamento fue suspendido. El hombre se recupera en su casa de un pequeño susto.