ALFREDO // Adán con su hermano Manrique y los dos ejemplares de congrios

Adán Leyenda es un joven de 29 años que lleva prácticamente toda su vida al mar. De descendencia de marineros, su padre fue patrón mayor de la Cofradía de Baiona, sale cada día a faenar con su barco Pólvora a ganarse la vida.

Este lunes lanzó el aparejo en la zona de las Estelas. Al ir a recoger las redes, se encontró con dos espectaculares congrios de 38 y 33 kilos de más de dos metros cada uno. “Cuando los vi me dije, hay que meterlos a bordo y hacer mucha fuerza”, señala el veterano marinero.

Pero la sorpresa llegó cuando descubre que los dos ejemplares de congrios eran hembras. “Las hembras no sirven para comer, nadie los compra. Sólo valen para hacer la foto”, indicó resignado el baionés, por lo que tuvo dejarlos en el mar.

ALFREDO