ALFREDO // Andrés Villa y Yanina Hallak de UARX Space

La alerta sanitaria del coronavirus está sacando lo mejor de las personas. Los gestos solidarios trascienden por todo el país y en todos los ámbitos. El mundo de la ingeniería aeroespacial y del mecanizado no son ajenos a la situación excepcional que se vive con esta pandemia a nivel mundial y han contribuido, a través de dos argentinos y tres gallegos afincados en Nigrán y Mos respectivamente, a salvar vidas humanas con el diseño de una válvula de respirador pediátrico.

“Respondimos al llamamiento de urgencia publicado en la Plataforma Aeroespacial Española, en la que necesitaban a alguien que diseñará una válvula pediátrica para respiradores para un hospital de Madrid porque no había suministros. Nos pusimos manos a la obra y en cuatro días diseñamos el proyecto y fabricamos la válvula con una impresora 3D”, señala Yanina Hallak, ingeniera aeroespacial y directora de UARX Space, una empresa con base en Porto do Molle dedicada al desarrollo del transporte espacial con capacidad para fabricar desde cero cualquier tipo de nave espacial no tripulada.

Se denominan válvulas PEEP (presión positiva al final de la expiración) y son unos componentes indispensables para el correcto funcionamiento de los respiradores. “Hicimos miles de pruebas para ver que la válvula funcionaba bien. Después contactamos con la empresa Mepregal S.L. de Mos, una auxiliar de la automoción especializada en el mecanizado de precisión, que no dudaron en echar una mano. Ellos fabricaron la pieza en otro material y enviamos las dos muestras al Hospital de Getafe, en Madrid, donde médicos especializados realizaron los primeros ensayos y cuyos resultados han sido muy positivos”, apunta el ingeniero aeroespacial Andrés Villa, socio cofundador y director de UARX Space.

La crisis ha golpeado de lleno a Mepregal. Sus tres socios, Roberto Pereira, Ignacio Hermida y Javier Lorenzo, han asumido los costes del material y de la mano de obra pese a su dura situación económica con sólo cinco de los trece empleados que habitualmente tiran del carro. “Nos enviaron el diseño y lo adaptamos a nuestras máquinas. Podríamos hacer entre 500 y 600 a la semana con un termoplástico cristalino de alta rigidez”, afirman los tres empresarios, quienes además de fabricar las válvulas para niños también hicieron la de adultos.

Será la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), del Ministerio de Sanidad, la que homologue la válvula. “Hemos recibido varias llamadas de empresas y de particulares de diferentes puntos de España que fabrican respiradores y que necesitan esta válvula. Tras hacerles unas pequeñas modificaciones, nuestro diseño estará disponible gratuitamente para todo el mundo que lo necesite”, explica Yanina.

Roberto Pereira, Ignacio Hermida y Javier Lorenzo de Mepregal S.L.

🔴 Vídeo: Una empresa de Nigrán diseña una válvula de respirador pediátrico testada por un hospital de Getafe

Publicada por telemariñas en Lunes, 20 de abril de 2020