Una exposición fotográfica en Nigrán, plasma el horror del campo de concentración de Mauthausen
Una persona contempla la exposición del campo de concentración de Mauthausen

El auditorio municipal de Nigrán, acoge, hasta el día 17 de febrero, la muestra “Galegos en Mauthausen”, fruto del trabajo del historiador Enrique Barreira Bieitia con la colaboración de la Asociación Gallega de Amistad con Israel.

Esta exposición coincide con la semana en la que precisamente se celebra el Día Escolar de la Paz y No Violencia y el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto (el 27 de enero).

La muestra está compuesta por 40 fotografías y paneles en los que se narra el horror en el campo de Mauthausen al tiempo que se hace un recorrido por la historia de alguno de los gallegos que estuvieron en este campo, donde se concentraron la mayoría de los españoles. Esta permanece abierta de lunes a viernes de 09.30 a 14.30 horas.

Para realizar esta investigación de la que nace la muestra, Barreira recurriu directamente a los archivos de Mauthausen, en los que los nazis apuntaban el lugar y fecha de nacimiento de cada recluso, y les asignaban un número de identificación.

También estudió registros municipales y realizó entrevistas a los descendientes vivos, algunos desconocían que sus parientes habían estado en campos de exterminio, otros siguen viviendo en Francia.

En los campos de concentración (“stalag”) hubo 8.500 españoles (300 de ellos gallegos) y el 95% de ellos se concentró en Mauthausen. Casi todos ellos se alistaron en el ejército francés firmando un contrato “hasta que la guerra finalice”.

En 1940, con el pacto de colaboración del Mariscal Petain con Hitler y ya presidiarios, perdieron la protección del estado francés y el gobierno de Franco se negó a hacerse cargo de ellos, por lo que Alemania decidió destinados a Mauthausen tras ser declarados previamente apátridas (hecho que Franco aceptó de buen grado). Casi todos ellos murieron en el stalag antes del invierno de 1941/42.