BANDALLO // Los servicios de emergencia en el lugar de los hechos

Los vecinos de A Ramallosa se llevaron un buen susto esta mañana cuando en un gran supermercado de la zona comenzó a sonar la alarma de incendios. Al tratarse de un día festivo el local estaba cerrado por lo que llamaron al 112.

Rápidamente se desplegó un gran dispositivo de emergencia en el que se encontraba los GES de O Val Miñor, dos camiones de Bomberos de O Baixo Miño, dos patrullas de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán y la Policía Local de Nigrán.

Los bomberos no localizaban ningún foco de incendio ni tampoco humo por lo que decidieron avisar a los propietarios del local. Una vez llegados los encargados de la nave se comprobó que era una falsa alarma.