ALFREDO // "Tali" con un gato en la mano

El río Miñor guarda un pequeño secreto. En la isla “La Insuela”, cerca del puente románico de A Ramallosa, viven en semilibertad más de una veintena de animales que “Tali”, una joven de 19 años, ha rescatado durante los últimos tres años para darles una segunda oportunidad.

Natalia Rodríguez, “Tali”, es una amante de los animales. Cuando tenía diez le regalaron un caballo por su comunión y, desde entonces, su principal pasión son estos herbívoros de cuatro patas. Trabaja como profesora de equitación en el centro ecuestre Rías Baixas en Camos, donde enseña a niños a montar y a amar a los caballos.

“Hace 4 años me regalaron mi primera yegua, Lúa. Estaba un poco abandonada y la iban a sacrificar porque decían que no valía. Entonces la intenté domar. Fue un reto para mí con la poca experiencia que tenía. Desde ese momento dejé de comer carne y me propuse rescatar cualquier animal que estuviera abandonado”, señala la joven.

En su mini zoológico denominado “La Isla de Tali,” hay caballos, cabras, ovejas, cerdos, ocas, gatos, perros, conejos y hasta cobayas. “El último perro que rescatamos lo trajimos de Marruecos. Lo llevamos para la isla y, ahora, protege a los demás animales. Cruzamos todos los días a la isla andando, cuando la marea está baja, en barca, en kayak o nadando en verano, para darles de comer”, explica la animalista.

Para ella es un reto personal. Sus padres le decían que buscara una protectora cuando llegaba un animal nuevo. “Ahora los traigo y ya no me dicen nada, porque ellos están muy orgullos de que dedique mi vida a rescatar vidas, que es lo que a mí me apasiona”, afirma.

Su amor por los animales la ha llevado a colaborar con protectoras como “Aloia” en Tui, “CAAN”, “Rescue” o “Tú eres nuestra ayuda”. “Tenemos como protectora numero uno a “Amigo Galgo” en Cádiz. Hemos rescatado a tres perros. Para nosotros fue increíble. Hacemos entrevistas a la gente que quiere adoptar un galgo, por si están preparados o no. Allí, usan a estos canes para cazar y hacer carreras, luego los abandonan. Es horrible como los tratan”, declara.

Tiene un canal en Instagram, “La Isla de Tali”, donde cuenta el día a día de su proyecto. “Si alguien sabe de un animal abandonado puede avisarme por ahí o por mi página de Facebook, Natalia Conde”, señala.

🔴 Vídeo: Una isla llena de vida

Publicada por telemariñas en Jueves, 14 de mayo de 2020