MECALIA

El Mecalia Atlético Guardés ha sumado en la tarde de este sábado una trabajada victoria ante el Elche Mustang (28-23, 15-9 aldescanso). Las ilicitanas, que se plantaron en A Sangriña con doce jugadoras, tres de ellas porteras, aguantaron 8 minutos, el tiempo que las locales tardaron en ajustar la defensa, recuperar balones y desplegar todos sus recursos. O eso parecía, ya que ni la renta de ocho tantos en el minuto 42 consiguió que las de Rocamora bajasen los brazos y peleasen para marcharse de A Sangriña con una meritoria derrota por tan sólo cinco goles.

Tras el igualado 3-3, un parcial local de 7-0 trabajado durante los 12 minutos que el Elche estuvo sin poder lanzar o estrellándose contra Marisol Carratú o los palos, rompió de manera definitiva el partido.

Intentó encontrar soluciones Joaquín Rocamora con el 7-3 del minuto 13:02, dando relevo en el lateral izquierdo a Ivet Musons por Laura Hernández. Pero tan solo fue capaz de superar la férrea defensa local cuando se decidió por el doble pivote con Zhukova y Carmen Ocariz. Los siete metros transformados por Andrea Sáez permitieron reducir la distancia para irse al descanso con el 15-9.

Tampoco el relevo en portería, entrando Susi Sánchez, fue revulsivo. Mientras, las de Prades seguían a lo suyo. Serias en defensa, recuperando balones, corriendo a la contra y sentenciando al rival, que viajó en cuadro por las lesiones y mermado sin juveniles -disputando el sector interzonal en Carrús-.

Parecía que las de Prades tenían una victoria plácida y cómoda metida en el bolsillo, pero la segunda parte dejó varios momentos de dudas que no desaprovecharon las visitantes explotando el 7:6 y que encendieron de manera puntual las alarmas (Min.35, 18-13; Min.49, 24-19). El Elche se mostró fiel a un siete titular que solo sufrió variaciones destacadas en la portería -contando con minutos Andrea Giner, Susi Sánchez y María Vicente a lo largo del partido-. En cambio, las 16 jugadoras del Guardés tuvieron sus momentos de protagonismo.

El técnico del Guardés, José Ignacio Prades, comentó tras el partido que “desde el principio marcamos las pautas y la intensidad que teníamos que mantener”. La renta del primer tiempo “se supo conservar”, a pesar de que las rivales no bajaron los brazos.
Con este resultado, y a falta de que finalice el choque entre el KH-7 Bm. Granollers y el Super Amara Bera Bera (10-10 al descanso), el Mecalia Atl. Guardés se vuelve a colocar líder de la Liga Guerreras Iberdrola compartiendo coliderato con el Rocasa Gran Canaria ACE empatados con 36 puntos. Por delante, cinco jornadas para decidir el título; una lucha que se reanudará tras la disputa de la fase final de la XXXIX Copa de S.M la Reina (20-22 de abril, Málaga).