El Consorcio de la Zona Franca pondrá en marcha el desarrollo de un plan estratégico de Nigrán, Gondomar y Baiona y la comarca del Val Miñor. El delegado del Estado, David Regades, firmó hoy en el Parador de Baiona un acuerdo con los tres alcaldes, para realizar este trabajo de análisis, que permitirá establecer los mecanismos y la hoja de ruta para la toma de decisiones que permitan la mejora de la competitividad e impulsar actividades que generen un impacto positivo en el crecimiento económico, la generación de empleo y la sostenibilidad a largo plazo.

El trabajo comenzará con un diagnóstico estratégico con toda la información y datos objetivos del municipio y su entorno. No solo se analizará la economía, el tejido empresarial y la situación social, demográfica, tecnológica o medioambiental, sino también la repercusión de la crisis del covid.  La información se sintetizará en una matriz DAFO, con un informe final que incluirá cada sector, áreas económicas y el futuro potencial que tienen los concellos del Val Miñor y su repercusión en el desarrollo económico en su área.

El plan será participativo, con la visión de los expertos y de la economía de Nigrán, Gondomar y Baiona para recopilar opiniones, percepciones e ideas de agentes y entidades público-privadas relevantes sobre la situación actual y los retos futuros. También se estudiarán casos de éxito, modelos similares en el mundo, para traer esos ejemplos que puedan ser inspiradores.

Con todo ello se hará un plan operativo con las actuaciones e instrumentos que se deben implementar, con las acciones generales para estos tres municipios y su área de influencia. Finalmente se pondrán sobre la mesa las propuestas de colaboración, instrumentos públicos o ayudas públicas que se pueden poner en marcha para desarrollar todas las ideas, que serán también en el ámbito público-privado.

El delegado del Estado, David Regades, precisó que “todo este proceso tendrá su propia hoja de ruta para que no se quede en un documento, sino que se convierta en realidad. Los alcaldes me insistieron que muchos estudios se han quedado en el tintero, así que se elaborarán una batería de indicadores para evaluar las acciones emprendidas y tomar medidas concretas”. Junto a todo ello habrá un comité de seguimiento desde Zona Franca, donde estará personal de los concellos, para la supervisión de los trabajos.
El alcalde de Nigrán, Juan González, por su parte señaló que “este plan estratégico es oportunidad y agradecemos a Zona Franca este paso para planificar el futuro”. Añadió que “este plan estratégico, del que damos hoy el pistoletazo de salida, hay que trabajarlo y necesitamos la participación de los ciudadanos. En Nigrán estamos muy implicamos con los objetivos de la Agenda 2030 y nos va ayudar a conseguirlos”.

El alcalde de Gondomar, Francisco Ferreira, subrayó “la importancia de la cooperación entre administraciones para avanzar y sacar el máximo provecho de nuestras localidades” y mostró su confianza en que el protocolo “permita impulsar muchos nuevos proyectos en Gondomar y aprovechar las sinergias existentes entre los concellos del Val Miñor, que sirvan para repuntar la economía y el desarrollo de una comarca que está llamada a convertirse en un referente del sur de Galicia y Norte de Portugal”.

También agradeció el apoyo recibido en todo momento por la Zona Franca y el delegado, David Regades, “en un proyecto tan importante como la segunda fase del Polígono de A Pasaxe, en el que el organismo invertirá cerca de 30 millones de euros y permitirá ampliar esta zona industrial hasta los 600.000 metros cuadrados, generando miles de nuevos puestos de trabajo”. Por último, invitó a la Xunta de Galicia a sumarse a este tipo de política de cooperación administrativa “por el bien de Gondomar, el Val Miñor y de toda Galicia”.

Finalmente, el alcalde de Baiona, Carlos Gómez Prado, señaló que “estoy convencido de que nuestro ayuntamiento y su área de influencia está en una de las mejores ubicaciones del sur de Galicia, por lo que considero que este estudio se debe realizar de una forma transversal, en la que nos impliquemos los tres ayuntamientos de la comarca para afrontar un futuro mucho más organizado y optimista dónde garantizaremos el asentamiento empresarial, con la consiguiente creación de puestos de trabajo, garantizando también así el asentamiento de población”. Considera el regidor que “para todo ello es fundamental contar con la colaboración y cooperación de Zona Franca y de su delegado, para que este gran proyecto llegue a buen puerto. Estoy muy ilusionado con la firma de este convenio y con la implicación de Zona Franca”.