Finalizada ya la Semana Santa, el Concello de A Guarda hace un balance muy positivo de esta temporada, con un incremento notable de visitantes, gracias a una extraordinaria climatología, que propició que muchas personas se acercaran a la villa marinera para disfrutar de la gastronomía, el patrimonio o la oferta cultural.

Los resultados de ocupación hotelera media durante la Semana Santa, se situaron entorno a un 75% y un 90%, llegando los últimos 4 días al 100%. Esto es gracias a excelente climatología, que propició muchas reservas de última hora derivadas de otros puntos de la Península que registraron lluvias por culpa del mal tiempo.

En los establecimientos de oferta gastronómica como restaurantes, bares y cafeterías, destacan una afluencia masiva de comensales, tanto en las comidas como en las cenas, agotando muchos de los productos a lo largo de esta Semana Santa e incluso completando el  aforo de muchos establecimientos.