El alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, mostraba en el día de hoy su satisfacción por haber conseguido el acuerdo unánime de la corporación municipal en la propuesta de alcaldía en relación con la reducción en un 25% de la tasa de basura para aquellos autónomos y actividades económicas que estuvieron cerradas durante el Estado de Alarma.

Hay que señalar que desde el Concello se lleva trabajando en esta materia desde el establecimiento del confinamiento que obligó a muchos autónomos a cerrar sus negocios. El sondeo se centró en la búsqueda de una justificación legal que posibilitara adoptar esta medida, ya que el informe de tesorería emitido el 25 de mayo del 2020 no posibilitaba poder prorratear la tasa de basura y no cobrar por el período en el que las actividades económicas no se pudieron desarrollar.

Sí se actuó sobre la tasa de agua, adaptando la estimación de consumo en el caso de las actividades de carácter comercial o industrial que no pudieron ejercer su actividad según el Real Decreto Legislativo 463/2020 por lo que se declaraba el Estado de Alarma.

El ayuntamiento, a través del departamento de Tesorería siguió trabajando en la búsqueda de una solución “a lo que se consideraba por parte del alcalde, Antonio Lomba, y del equipo de gobierno un deber, ya que no entendíamos cómo se podía cobrar cuando muchas actividades no pudieron recibir la prestación del servicio de recogida de basura al estar obligados al cierre,” indicó Lomba.

Fueron muchas las consultas a diferentes Concello en la búsqueda de una solución que posibilitara la apertura de la puerta a la modificación de esta tasa de basura. Esta misma semana en una reunión entre el alcalde y el tesorero se daban instrucciones de modificación de la ordenanza reguladora de la tasa de basura, después de conocer una posible salida legal establecida por los técnicos de la Diputación de Pontevedra.

Queremos reconocer que en un plazo de tiempo muy corto se preparó, por parte de los servicios técnicos municipales, la documentación necesaria para poder tener esta aprobación plenaria. Mostrar por lo tanto satisfacción por conseguir una solución para multitud de negocios y autónomos para los cuáles es de justicia esta modificación”, señalan desde el consistorio.

La aprobación definitiva de la modificación de la ordenanza, dada la premura de tiempo, no será posible si se presentan alegatos al texto. Finalmente, para acceder a estas ayudas los empresarios dispondrán del mes de enero para presentar la documentación requerida.