A Guarda está en alerta roja por Covid-19 desde el pasado 31 de octubre según el mapa epidemiológico del SERGAS. Desde que fue declarado este nivel de alerta, la evolución de los contagios fue muy negativa, llegando a día de hoy a los 60 casos. Esta es una situación muy preocupante para los responsables municipales que ven como día a día aumentan los contagios de forma descontrolada.

La comisión de seguimiento revisó los protocolos del servicio de ayuda en el hogar y reactivó el servicio de ayuda a familias confinadas. Asimismo, la comisión concluyó que es imprescindible que toda la ciudadanía, organizaciones y empresas, sigan celosamente la normativa del Gobierno de la Nación, de la Xunta de Galicia, y las recomendaciones del ayuntamiento respeto de las medidas restrictivas de prevención de la pandemia, para poder revertir esta situación de incremento de los contagios.

Es necesario que se sigan las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Si una persona tiene síntomas de COVID-19 (tos, fiebre, merma del gusto y olfato, estremecimientos…) o tiene contacto estrecho con un caso positivo, debe permanecer en casa y contactar con los servicios de salud llamando al teléfono 900 400 116

Es imprescindible que toda la población extreme las medidas de seguridad individual, sobre todo el uso de la mascarilla, distancia interpersonal e higiene de manos. También debe respetarse la normativa respeto de la limitación de los contactos sociales a reuniones de 6 personas no convivientes como máximo.