El Concello de A Guarda ha iniciado hace unas semanas la renovación y mejora de la eficiencia energética con el relevo de todas las lámparas del alumbrado público municipal por unas nuevas de tecnología led, en un proceso que abarca a todo el municipio.

El importe de esta actuación asciende a 862.497,91 € de los cuales el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía) subvenciona un 80% y el Concello un 20 %. Para financiar esta actuación el Concello consiguió acceder directamente a una ayuda europea. Se trata de una concesión directa de subvención a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono, en el marco del Programa Operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020.

En total, se actuará sobre 1881 puntos de luz, la renovación de 57 cuadros eléctricos, cambios de cableado deteriorado, cambios de brazos y cajas de derivación en mal estado y mejora en tomas de tierra para dar más seguridad al conjunto de la instalación.

Los resultados esperados, desde el punto de vista económico y de ahorro energético, son una reducción de la potencia instalada en 158,53 kW (58,8 %), una reducción del consumo anual de energía eléctrica en 788.695 kWh/año (67,72 %), una reducción del coste anual del consumo de energía de 67,7 %, lo que representa 86.746 € y una reducción en el coste de mantenimiento valorada en 18.810 €.

Desde el punto de vista medioambiental se produce una importante reducción de las emisiones de CO2, estimada en un 67,72 %, lo que equivale a que se dejan de emitir 412,87 tCO2 eq/año. A esto hay que añadir la posibilidad de disminuir la contaminación lumínica gracias a la implantación de un sistema de telegestión punto a punto que permite un control de la iluminación en función de las necesidades.