África Sempere

Dicen que tu hogar es aquel lugar al que siempre puedes volver. Bajo esta premisa, África Sempere regresa a su hogar. Vuelve a casa. El Mecalia Atlético Guardés y la pivote ilicitana vuelven a unir sus caminos solo un año después de que se separasen y Afri se convierte así en un arma más del arsenal que Abel González dirigirá la próxima temporada.

De este modo, el técnico asturiano podrá contar con una jugadora veloz en la línea, capaz de deslizarse de forma casi imperceptible a través de los seis metros y con una enorme capacidad defensiva, tanto en el 6.0 como de avanzada en el 5.1. Las cualidades de Sempere están fuera de toda duda. Igual que su experiencia. Aterrizó en A Guarda en 2016 para iniciar su primera etapa tras un paso por el balonmano noruego. Fue llegar y besar el santo. La ilicitana entró, junto a sus compañeras y el cuerpo técnico, en la historia del Guardés al proclamarse campeona de Liga. Después vinieron cuatro años con pleno de clasificaciones europeas y muchas batallas, algunas de infausto recuerdo, como su rotura de ligamento cruzado. Todo con una implicación máxima, que la llevó a convertirse en capitana del equipo. Por eso, su fichaje es una apuesta segura.

Su rendimiento este curso recién finalizado en el Elche ha sido notable. Aportó 72 goles, un alto nivel defensivo y, sobre todo, aplomo y experiencia. En su paso por A Sangriña fue ovacionada en repetidas ocasiones, lo que demuestra el cariño que la afición guardesa le profesa y que ahora podrá volver a mostrarle cada fin de semana.

Con la ilusión de revivir todas esas sensaciones vuelve la ilicitana a la que nunca dejó de ser su casa. “Tengo muchísimas ganas e ilusión por empezar este nuevo proyecto”, sostiene la pivote campeona de Liga en 2017, consciente de que está lista para volver a ofrecer su mejor versión sobre el parqué de A Sangriña -o del pabellón en el que juegue el conjunto de Abel González mientras duren las obras-. “Espero dar lo mejor de mí para aportar al equipo”, proclama África Sempere.

Abel González se muestra satisfecho con el regreso de esta “vieja conocida” a casa. “Tenemos un buen conocimiento de ella porque ya estuvo aquí y pienso que el ambiente le va a ayudar a dar su mejor nivel”, subraya el técnico asturiano. “Es luchadora y muy buena defensora. Nos va a aportar mucho en esa faceta. Y en ataque es una pivote muy móvil, trabaja bien y nos va a dar otra variedad de juego”, analiza Abel, que ensalza “la rapidez y velocidad” de la ilicitana, que será de “mucha ayuda” en el contraataque.