La santanderina Cuesta de la Atalaya puede ser rebautizada como la subida Antonio ‘Chava’ Angulo. El jefe de filas del Club Ciclista Rías Baixas repitió este domingo el éxito protagonizado en 2016 para enfundarse el primer maillot amarillo de la Vuelta a Cantabria 2018. El exprofesional cántabro firmó un registro estratosférico en la contrarreloj de 920 metros.

Angulo detuvo el reloj en 1 minuto y 39 segundos rebajando en 4″ el tiempo que le dio la victoria hace dos años en este mismo escenario. El ciclista de El Llano superó en esta ocasión en 3″ a Jefferson Cepeda (Caja Rural) y en 6″ a Carmelo Urbano (Bicicletas Rodríguez). La formación del Val Miñor también colocó en el Top-10 al catalán Francesc Zurita, 10º a 7″.

“Sabía que era difícil batir el tiempo que marqué en 2016. Era un esfuerzo muy corto que se me adaptaba bastante bien. Tres segundos de diferencia es una ventaja considerable”, admitió ‘Chava’, que sumó su tercera victoria de la temporada tras las logradas en la Vuelta a Alicante y en la Volta á Provincia da Coruña.

De cara a sus aspiraciones a la general final, el cántabro se mostró comedido: “Para nada ya me veo vencedor. Soy consciente de la dificultad de los días que nos quedan por delante. Conozco el terreno y sé cómo se corre en la Vuelta a Cantabria. Ya lo comprobé en 2016, que por tres segundos terminé cuarto. He visto el final de mañana y me gusta, se adapta a mis características”.

Este lunes, en la segunda jornada, Angulo defenderá su maillot amarillo en los 148 kilómetros con salida y final en Vioño de Piélagos. Un recorrido rompepiernas con cuatro pasos por el alto de 3ª categoría de La Montaña.

El Club Ciclista Rías Baixas iniciará la primera etapa en línea como tercer clasificado por equipos. Cristian Cuervo (84º), Óscar Justo (112º), Jaime Guzmán (130º), Rafael Pereira (143º) y Jaume Bonnin (156º) completaron la actuación de la escuadra que dirige Iván Rodríguez en el prólogo de Santander.