Brais Sánchez y Antonio Palmás, del Club Piragüismo Vilaboa, se proclamaron campeones del XLVII Descenso Internacional del Miño que organizó el Club Kayak Tudense Axuda Paramos. Ana Varela, Carla Pérez, Tania Fernández, Manuel Garrido e Iván Alonso fueron los triunfadores en otras categorías. El Ciudade Pontevedra se impuso en la clasificación por clubes.

Fue una edición especial, ya que superó su registro histórico de participación. Más de 600 palistas iniciaron en Salvaterra, como es tradicional, el recorrido de 17 kilómetros hasta Tui. Precisamente la salida es uno de los momentos más espectaculares. Y en esta edición no defraudó otra vez. La lucha por coger la mejor posición fue intensa y ello provocó varios vuelcos.

Brais Sánchez y Antonio Palmás partían dentro del grupo de favoritos. Habían subido al podio durante varios años. Imprimieron un fuerte ritmo, que solo pudo ser seguido por Diego Castro y Breixo Buján, también del Club Piragüismo Vilaboa. Ambas embarcaciones llegaron al mismo tiempo al tramo decisivo y se jugaron el triunfo en los últimos metros. Fue una llegada muy igualada en la que Brais Sánchez y Antonio Palmás también demostraron tener una mayor experiencia.

Lograron ser campeones por primera vez, en un Descenso del Miño que estuvo marcado por el fuerte calor. Eso obligó a todos los participantes a realizar un gran esfuerzo. Fue el caso de Iván Alonso, que desde hace una semanas pertenece al Club Piragüismo Olívico, y que logró ser el primero con claridad en la modalidad de K-1. El tudense, que inicia una nueva etapa deportiva en Vigo, mostró en la llegada su emoción por conquistar el triunfo en su categoría.

Manuel Garrido dominó también con autoridad en C-1. El componente del Kayak Tudense Axuda Paramos demostró encontrarse en un buen momento de forma cuando restan dos semanas para que se dispute el Campeonato del Mundo de Maratón. Para conquistar ese objetivo lleva varias semanas de entrenamientos.

Tania Fernández, del Kayak Tudense, fue la mejor en K-1 femenina, mientras Ana Varela y Carla Pérez Coya fueron las ganadoras en K-2 femenino. Además de las categorías sénior, también se establecieron clasificaciones en cadetes, juniors y veteranos.

El Club Piragüismo Ciudad de Pontevedra fue el campeón al superar en puntuación a los restantes 30 clubes que participaron en el Descenso Internacional del Miño. El sgundo lugar lo ocupó el Club Naval de Pontevedra y el tercer puesto fue para el Kayak Tudense Axuda Paramos. El Ría de Aldán fue cuarto y el As Torres Romería Vikinga terminó quinto.

El Descenso Internacional del Miño celebró una edición histórica, ya que a la cita acudieron palistas de toda Galicia, de diversos puntos de España y también una amplia representación de Portugal.

El Club Kayak Tudense Axuda Paramos realizó un intenso esfuerzo para poder organizar el Descenso Internacional del Miño. Es su regata más importante de la temporada y en la que trabaja de forma intensa durante varias semanas. Varios palistas ayudaron en el trabajo logístico desde primera hora de la mañana. Después participaron en la prueba de competición. Una vez finalizada la prueba, la temporada no terminará para varios de ellos. La próxima semana se disputará el Mundial de pista en Momtemor o Velho, en el que participarán Roi Rodríguez y Rubén Millán. Un poco más tarde se celebrará el Mundial de maratón en Vila Verde, en Portugal muy cerca de Tui. En esa prueba habrá una amplia representación de palistas del Kayak Tudense.