CEDIDA // ARCHIVO // Aser Estévez fugado en solitario en Aguilar de Campoo.

El ciclista de A Guarda retoma la competición este domingo, a las 12.40 horas, en la Clásica de la Arrábida, en la localidad lusa de Setúbal, una de las clásicas de invierno con ciclistas profesionales en el país vecino.

La Clásica de la Arrábida es de carácter internacional y es puntuable para el Trofeo Liberty Seguros. La salida es en Sesimbra y tras recorrer 169.6 kilómetros los corredores llegarán a la Avenida de José Mourinho en Setúbal a las 17:00 horas. Pero, antes tendrán que sortear un terreno rompepiernas por los alrededores de Lisboa y varias dificultades montañosas de tercera categoría en el tramo final, caso del Alto das Necessidades en el kilómetro 132.9, el Puerto de Picheleiros en el 141.3 y, finalmente, el de Arrábida en el 155. Además, habrá cuatro tramos de sterrato o tierrabatida, que endurecerán la prueba.

Aser Estévez regresa a la competición tras competir el pasado domingo en la Clásica de Primavera en Póvoa de Varzim, en la cual comprobó su estado de forma tras varios entrenamientos de calidad las semanas anteriores. Esta prueba nunca la ha corrido, con que este domingo se estrenará en ella con los colores del Aluminios Cortizo-Anova.

La Clásica de la Arrábida supone la última parada antes de su debut en suelo nacional el próximo 17 y 18 de marzo en las Clásicas zamoras, el Trofeo Ayuntamiento de Zamora y el Trofeo Iberdrola, una de las primeras pruebas importantes y puntuables para el ranking nacional de la RFEC de la temporada como viene siendo habitual en los últimos años.