CEDIDA // ARCHIVO // Aser Estévez fugado en solitario en Aguilar de Campoo.

El ciclista de A Guarda se desplazó el pasado lunes a tierras abulenses para participar en el Trofeo Fiestas y Ferias de Arévalo. 

La pueba se celebró el 3 de julio en Arévalo y contó con un recorrido de 143 kilómetros prácticamente planos por las tierras de la provincia de Ávila. El calor marcó la prueba desde sus inicios, llegando a sentenciar a muchos de los participantes. A diferencia de otros años el viento no fue protagonista y los abanicos apenas se vieron en escena, pero numerosas fugas y cortes en el pelotón marcaron una carrera que no bajó de los 40 kilómetros por hora de velocidad media. En uno de esos grupos iba el guardés Aser Estévez, que concluyó la prueba castellana entre los favoritos.

“La segunda parte de la temporada acaba de empezar y la competición arrancaba en Arévalo, una carrera plana pero nerviosa por el viento y dura por el calor. Al final el viento fue débil pero no el calor, que a los gallegos nos suele pasar más factura q a otros corredores de Castilla o el sur peninsular. Fui a probar fortuna, no hubo un resultado positivo pero me quedo con las buenas sensaciones y la óptima adaptación al calor, pues este mes correremos varias vueltas en zonas de calor como Zamora o Sevilla y es necesario rodar con calor para no pasarlo mal en estas carreras. Seguimos sumando días de competición y apurando el estado de forma de cara el ajetreado calendario de este mes y los restantes de temporada. Me siento bien, trabajé duro y espero ver eso reflejado en buenos resultados en pocas semanas”, declaró a Telemariñas Aser.

Las próximas citas para el Delfín serán este sábado 8 de julio en el Circuito Peregrina, en Pontevedra y, el domingo 9, en Mareo, una prueba que decidirá quien será el campeón de Asturias de fondo de este año.