El Concello de Baiona y Abanca, firmaron esta semana el convenio de compra del parking del Aral por casi 4.000.000 € con la posibilidad de fraccionarlo en tres pagos anuales utilizando parte del dinero existente, “pero sin descapitalizar las arcas minicipales, logrando así dos propósitos, el primero, tener saldos positivos en las cuentas y el segundo, no endeudar al Concello de Baiona”, señaló el alcalde, Ángel Rodal.

Este acuerdo con la entidad financiera llega tras una sentencia judicial que obligaba al Concello a rescatar el parking por casi cuatro millones de euros. Así, el Concello haría un primer pago de 2.000.000 de euros antes de julio. Los dos siguientes, uno de un millón de euros y el otro de más de 900.000, se realizarían antes de septiembre del 2.020 y 2.021 respectivamente.

Con este método, hemos conseguido incrementar el patrimonio de todos los baioneses con un nuevo inmueble público, al mismo tiempo que ahora disponen de un parking, del cual se podrán aprovechar todos los vecinos del municipio”, apuntó el regidor. “Ya estamos estudiando nuevas actuaciones que beneficien a todos en la utilización de este parking público”, concluyó Rodal.