ALFREDO

El Concello de Baiona aprobó de forma inicial este jueves un presupuesto para el año 2018 de 8,617.716,79€, lo que supone un 1%más que los presupuestos aprobados en el pasado ejercicio.

“Estamos ante unas partidas municipales realistas, unos presupuestos que buscan la mejora de los servicios públicos. No es casualidad el buen funcionamiento del Ayuntamiento, estoy muy orgulloso del equipo de gobierno y de los funcionarios”, afirmó el alcalde, Ángel Rodal.

El documento presupuestario se aprobó con los votos del grupo municipal del Partido Popular, con el voto de calidad del Alcalde, después de que la Teniente de Alcalde, María Iglesias, hiciera una pormenorizada exposición de las partidas.

Durante la exposición destacó el aumento de un 70 %en la partida destinada a la prestación de servicio de ayuda a domicilio para personas con dependencia, pasando de los 130.000 del año pasado a los 220.000, “para cubrir el incremento de horas que ha otorgado la Xunta y mejorar las condiciones. Del mismo modo, se ampliará el horario a jornada completa de una de las trabajadoras sociales para dotar el departamento de un mayor servicio al ciudadano”.

Otro de los capítulos destacados es el dedicado al personal del Concello: “Existe un compromiso del equipo de gobierno con los trabajadores por lo que se dedicará una partida para la aplicación progresiva de la futura Relación de puestos de trabajo, una vez que la misma sea aprobado, se dotará con una consignación de 100.000 euros. Además, se prevé un importe de 39.059,01 € para aumentar un 1,5% las retribuciones de los empleados públicos”, ha matizado Rodal.

También se recoge la creación de nuevas plazas y la inclusión de 8 profesores de la escuela municipal de música en la plantilla.

En el documento presupuestario se presentan unas inversiones que alcanzan los 167.605,53€, con importante cantidad dedicada a la redacción de los planes urbanísticos para los núcleos de Belesar y Morade (50.000€), accesibilidad (25.000 euros), mobiliario biblioteca (25.000 €), mobiliario urbano (20.000€), plan de mejoras de caminos municipales (10.000€), eficiencia energética (10.000€), capítulo este último en el que el Concello ahorró en los últimos 8 años 100.000 € gracias a las medidas adoptadas, compra maquinaria limpieza de calles (10.000 €), reformas diversas inmuebles (7.000 €(, sustitución de vela de la Carabela Pinta( 6.500 € ), Restauración patrimonio (2.650€) y equipamiento mobiliario e informático para las oficinas de la Casa Consistorial (20.000€).

Hay que señalar que la inversión a ejecutar, será superior, ya que el equipo de gobierno del Concello de Baiona destinará los 625. 000 € del Plan Provincial de Obras y Servicios 2018 a este cometido. El 90% de estas inversiones se ejecutará en las parroquias. Además, se están redactando proyectos para su ejecución a lo largo de este año, como, por ejemplo: la instalación de un nuevo parque infantil en la Palma, el camino del césped artificial del campo del Aral, o la obra de mejora de la movilidad peatonal en Baredo Loureza”, ha destacado el alcalde.

En los presupuestos también se recoge un incremento de 20.000 € en la aportación del Concello de Baiona a la Mancomunidad de los Concellos del Val Miñor, con el objetivo de dotar de consignación a una futura aprobación del convenio colectivo del personal laboral de la Mancomunidad y mejorar sus condiciones laborales del GES.

Asimismo, el documento también señala que el Concello de Baiona está a la cabeza de los municipios que antes pagan su deuda, es el tercero de los concelllos en pagar las facturas, es decir que paga antes de que finalice el plazo legal establecido para ello, 27 días antes de lo prometido.