El Concello de Baiona seguirá sumando tecnología LED. Y lo hará con la renovación del alumbrado público en distintas zonas de las parroquias del municipio. Para ello, el Consistorio publicó el anuncio de licitación cuyo plazo de presentación de ofertas ha finalizado.

El concejal responsable, Óscar Martínez Álvarez, señaló que el contrato incluye la sustitución de un total de 158 luminarias por tecnología LED de alta calidad. El uso de este tipo de luminarias implicará un ahorro de más del 65% del consumo de electricidad y se estima un ahorro de más de 6.000 euros anuales para las arcas municipales.

El Concello de Baiona tiene como objetivo la reducción del consumo de energía eléctrica en las instalaciones públicas y en su alumbrado. El estado actual de la red de alumbrado público está totalmente desactualizado, existiendo una gran cantidad de bombillas de gran consumo.

El consumo energético anual de las instalaciones, objeto de este proyecto, antes de la reforma es de 68.040 kWh/año, una vez hechas las reformas, se estima que el consumo energético será de 22.800 kWh/año, lo que representa un ahorro de 45.240 kWh/año, es decir un 66,49 % de la energía consumida actualmente.

Por otro lado, el estado actual de las cabezas de las farolas existentes en distintas zonas rurales causa muchos problemas, especialmente en invierno. Esta actuación busca, además, una mejora para los usuarios y para el concello, que obtendrá un menor consumo y una reducción de averías.

“Baiona es una localidad comprometida con el medio ambiente, la eficiencia energética y la racionalización de los consumos, por lo que seguiremos incidiendo para reducir la dependencia energética y fomentar tecnologías con mayor rendimiento energético. Todas las zonas objeto de la actuación tendrán una clasificación A después de las reformas propuestas«, destacó el alcalde, Carlos Gómez Prado.

Las actuaciones se llevarán a cabo en la zona de Eidos en Baíña, en Viso de Calvos, en Santa Cristina de A Ramallosa, en A Percibilleira, en el Barrio de A Torre, en Baredo, y en A Granxa, en Belesar.