El partido de la oposición considera que el ornamento recientemente colocado sobre la rotonda y que da acceso a la Autovía A-55, resulta muy desafortunado desde un punto de vista estético y que dificulta la visibilidad.

El concejal liberal, José Palacín, se muestra contrariado porque: “El Gobierno lo ha vuelto a hacer. No atienden ni a la oposición ni a la sociedad civil, y después del fiasco de las torres de la rotonda anterior, también en Guillarei, satirizada incluso por las comparsas de carnaval debido a la carencia de contextualización, falta de estética y por el peligro que supone, ahora insisten con otra obra en la misma línea. Tui es una ciudad histórica, construida con materiales nobles como la piedra, pero el actual Gobierno se ha propuesto inundar cada rincón con cubos de hierro oxidado, y una vez más, se introduce un obstáculo visual que empaña la funcionalidad de esta interesante obra civil”.

C21 considera que el ornamento de esta rotonda debería ser retirado porque, aunque admite el derecho del Ejecutivo a elegir el estilo del erario público, también entiende que este espacio debe quedar mucho más diáfano. Por otro lado, preguntará en el próximo pleno por el coste de esta obra.