BANDALLO // El ideador del Camino de Santiago sin asfalto, Campio Salgueiro, en un monte de la zona.

Un vecino de Valadares ha diseñado una ruta del Camino de Santiago que apenas discurre por asfalto. Campio Salgueiro Estévez afirma que es un camino alternativo al portugués, que viene de la desembocadura del Miño, en A Guarda, y de ahí discurre por la sierra de la Groba, atravesando los municipios de Oia y Baiona. De la Groba se cruza a la sierra del Galiñeiro, en Gondomar, al alto de Puxeiros, Os Valos y Soutomaior, atravesando unos parajes de gran belleza paisajística y siempre sobre un suelo de tierra.

Los peregrinos pasan además por entornos de gran riqueza etnográfica y arqueológica, que les permite apreciar petroglifos o enclaves de gran interés como, por ejemplo, las muestras de arte rupestre de Campo Lameiro. “Hemos buscado documentación de caminos medievales, algunos de los cuales se llevaba más de medio siglo sin pasar”, afirma.

Los documentos del Padre Sarmiento, la antigua cartografía militar, el vuelo americano encargado por Franco durante la Guerra Civil y las rutas del contrabando de azúcar u “oro blanco” son otros de los documentos en los que se han basado para crear esta ruta de peregrinación, especialmente indicada para recorrer a caballo, aunque también puede hacerse a pie o en bicicleta de montaña. “A día de hoy, entramos en Santiago de Compostela habiendo pisado tan solo 15 kilómetros de asfalto”, afirma el autor de esta iniciativa, que busca el reconocimiento de la Xunta de Galicia para llevar a cabo una adecuada señalización y divulgación. “Cuando hay que pisar asfalto siempre son tramos cortos de entre 150 o 200 metros”, señala. Y es que en algunas ocasiones resulta inevitable pisar alguna carretera para buscar un refrigerio o acudir hasta un albergue.

La idea surgió porque Campio siempre fue muy aficionado a la equitación “y uno de los grandes problemas de los caminos a Santiago fue el del asfalto”.  “Galicia tiene unas corredoiras espectaculares, zonas de gran belleza, como por ejemplo la Serra da Groba, el Galiñeiro o el alto de Puxeiros, que los peregrinos podrían apreciar siguiendo nuestra ruta”.

La asociación de amigos del Camino de Santiago sin Asfalto prepara para el próximo mes de mayo una ruta de peregrinación para dar a conocer esta ruta de 175 kilómetros que se hace en seis etapas y media y con la que también se puede ganar la compostelana.