ALFREDO

Este domingo la escuadra azul estará presente en el Campeonato de la Península Ibérica de Contrarreloj, prueba que se celebrará en la localidad orensana de Sandiás.

Ciclismo Oiense vuelve a la competición tras varias semanas de inactividad y de entrenamientos colectivos para afrontar las competiciones del tercio final de la temporada, en un año atípico donde la mayoría de pruebas se cancelaron como consecuencia del Covid-19.

El Campeonato de la Península Ibérica es una prueba que tradicionalmente se realizaba en formato en línea, una carrera convencional. Pero la situación actual de distanciamiento social, obliga a realizarla bajo el formato de contrarreloj individual, dado que de esta manera se evita el contacto y se garantiza el aislamiento.

El lugar elegido es el Hipódromo de Antela, en el concello orensano de Sandiás, lugar donde en años anteriores se celebraron otras pruebas de contrarreloj como el Campeonato de España y el Campeonato del Mundo Open.

El recorrido es completamente llano, 16 kilómetros de intensidad máxima, ideal para rodadores y especialistas en la lucha contra el crono. Si bien, un año anormal como este 2020, la falta de competición puede dar oportunidades a los escaladores y a corredores menos hábiles con mejor punto de forma. Será una carrera abierta en todas las categorías, donde el vencedor tendrá que rodar por encima de los 42 km/h de media para subir a lo más alto del podio.

La escuadra oiense se presenta con ocho corredores en diferentes categorías: en Sub-23 estarán Mario García y Mauro Troncoso, en Élite Cristian González, Iván Prieto, Brais Gradín y Aser Estévez, en Máster 30 masculino Rubén Misa, y en Máster 30 femenino Montserrat Martínez