ALFREDO

Esta mañana, el vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, inauguró las nuevas instalaciones que CIMAlab tiene en Porto do Molle (Nigrán). La planta multiplica por cuatro el espacio del que antes disponía y en la que alberga una catapulta inversa que es la segunda más grande de Europa para hacer pruebas de choque de vehículos incluso de gran tamaño, como los furgones de las ambulancias.

Conde destacó la apuesta de CIMAlab por la innovación y el talento, lo que le supone una ventaja competitiva, puesto que es el único Servicio Técnico Oficial de legalización de reformas y homologación de vehículos en Galicia designado, también, como Servicio Técnico Europeo.

El vicepresidente económico destacó que, a diferencia del resto de los servicios técnicos españoles, contar con un equipo de profesionales especializado le permite diseñar, construir, poner en funcionamiento y homologar por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) múltiples máquinas de ensayo que, de otro modo, serían inasumibles de adquirir por su alto valor económico en el mercado.

Según dijo, CIMALab es un elemento básico en la cadena de valor del sector gallego de la automoción por cuanto acerca a nivel de I D i. E, precisamente, añadió, lo que el contexto actual demanda de esta industria es que exhiba y dé impulso a todo su potencial innovador para dar respuesta a los retos de la movilidad del futuro: la sostenibilidad, la digitalización, la seguridad y la renovación del parque móvil para cumplir con los objetivos de descarbonización.

Actualmente CIMALab cuenta con 25 empleados entre ingenieros y técnicos de automoción, realizando trabajos en toda España y con grandes expectativas ahora para hacerlo en toda Europa.

ALFREDO