Colas para hacer gimnasia en la piscina mancomunada de O Val Miñor
ALFREDO // Usuarios de las instalaciones de la piscina de A Ramallosa haciendo cola para usar las máquinas

Usuarios de la piscina mancomunada de O Val Miñor fueron este miércoles a dar uso de las instalaciones del centro deportivo, pero las pocas máquinas que el complejo dispone hizo que los allí presentes tuvieran que hacer colas interminables para poder practicar deporte.

“Estábamos haciendo cola, pero nos cansamos. Fuimos al tablón para ver si había algún tipo de clases programadas, pero las suprimieron. Entonces decidimos salir todos a la calle con un monitor que nos dio una clase de gimnasia”, indicó uno de los usuarios afectados.

Así, 20 personas cambiaron a las nueve de la noche las instalaciones de la piscina mancomunada por la calle, que se convirtió en un gimnasio improvisado al aire libre en señal de protesta simbólica por la falta de máquinas de ejercicio.

Conflicto entre usuario y Serviocio:

El pasado lunes reabría al público las instalaciones de la piscina tras las reformas llevadas a cabo en el mes de agosto por la empresa concesionaria, Serviocio. En dichas reformas, la empresa invirtió 260.000 euros en el acondicionamiento del centro que incluían, entre otras cosas, la instalación de nuevos aparatos.

Pero la falta de máquinas obligó a los usuarios a poner reclamaciones y exigieron la devolución de la cuota del mes de septiembre, “porque estamos pagando por un servicio que no podemos disfrutar”, explicó el pasado lunes un afectado.

ALFREDO
ALFREDO