La tortuga marina rescatada el 30 de abril en las cercanías de la Isla de Ons fue devuelta al mar después de finalizar el proceso de recuperación en las instalaciones de la Coordinadora para el Estudio de Mamíferos Marinos (Cemma) en Nigrán que colabora con la Xunta en el tratamiento y liberación de los animales que recalan en las costas gallegas.

El ejemplar, perteneciente a la especie caretta caretta, embarcó el pasado fin de semana en el Chasula, a unas 10 millas de la localización donde fue encontrada, para facilitarle el regreso a su hábitat natural.

‘Comanchita’, bautizada así por el pesquero que la recogió, se trata de una tortuga marina común de 33 centímetros de longitud y dos kilos de peso. Fue hallada por la embarcación cuando aboyaba en Portonovo creyendo que estaba sin vida, pero, después de ser trasladada a la UCI de la Cemma en Nigrán y mantenerse bajo observación hasta finales de mayo, se determinó que disfrutaba de un buen estado de salud general. Por esta razón, hace unos días se le otorgó una alta clínica que la considera plenamente apta para sobrevivir en la naturaleza.

El ejemplar defecó restos de plástico las primeras semanas después de ser rescatado. No obstante, su sistema digestivo evolucionó favorablemente hasta conseguir el buen estado general que posee actualmente y que permite su devolución al mar.