Después de un año de parón a causa de la COVID-19, las aguas del río Coura, en la localidad de Covas, en Vilanova de Cerveira, ha acogido de nuevo la ya emblemática Taça Ibérica de Eslalon, concretamente la duodécima edición de esta competición, ejemplo de trabajo conjunto entre Galicia y Portugal.

Más de cien piragüistas se dieron cita durante el fin de semana para disputar esta prueba puntuable tanto para la liga Galega cómo para la portuguesa. El sábado tuvieron lugar las clasificatorias y el domingo semifinales y finales.

El Club Deportivo Miño Teixugos acudió con un total de once deportistas, que disfrutaron en las aguas del Coura alcanzando un total de seis medallas.

En categoría femenina, Laura Alonso, en K1 sénior; Ainhoa Barreiro, en K1 Júnior; y Alba Soutelo en C1 Júnior resultaron ganadoras en sus respectivas pruebas. Alba y Ainhoa participaron por doble partida, y además del oro, Alba fue cuarta en K1 y Ainhoa bronce en C1.

En categoría masculina, Brais Castro, en C1 Sénior, hizo el segundo mejor tiempo de las finales, obteniendo una medalla de plata.  Alexis Esperança, en K1 Júnior, se alzó con el oro, al hacer el mejor tiempo en la final. En la misma categoría, Sergio Rodríguez, que también aspiraba al podio, finalizó cuarto al cometer un pequeño fallo en su bajada y Mateo Álvarez quinto.  En K1 sénior, Emilio Rodríguez acabó vigésimo. En K1 cadete Adrián Lluch fue quinto, Antón Fernández décimo y Rui  Malheiro decimocuarto.

Cuatro oros, una plata y un bronce fueron el balance final de medallas para el club. En la clasificación final por equipos, el Deportivo Miño-Teixugos fue el ganador de la prueba, con un total de 214 puntos, compartiendo podio con el Tea de Mondariz con 168 y el Montaña Quixós de Monforte con 140.