Sporting Guardés (Archivo)

Buen partido en “A Sangriña” con dos equipos buscando el gol desde el pitido inicial, siendo las primeras oportunidades para el Sporting , siendo la más clara para Manu Aballe, minuto 24, saliendo el disparo muy ajustado al poste.

Después del arranque inicial, el dominio es alterno y se juega más en el medio campo finalizando la primera parte con el 0 – 0 inicial.

La segunda parte empieza sin que ninguno de los dos equipos muestre su superioridad hasta que, en el minuto 49 Manu Aballe, en jugada personal, consigue el 1–0.

A partir de este momento el entrenador visitante realiza una serie de cambios y trata de hacerse con el dominio del partido  y, en el minuto 83, a la salida de un córner la defensa no acierta a despejar el balón y Nacho consigue igualar el marcador.

Tres minutos después, en otro fallo colectivo de la defensa, Gabri marca el 1 – 2 que sería el resultado definitivo a pesar de los intentos locales por igualar el encuentro. Resultado injusto, el Sporting mereció, por lo menos, la igualada ya que la mala suerte se cebó con la defensa local al lesionarse Emmanuel y Rodri.

El próximo fin de semana el Sporting Guardés se enfrenta al Umia.