Un operativo conjunto de la Policía Local de O Porriño y la Guardia Civil culminó ayer con la desarticulación de un importante punto de venta y distribución de estupefacientes en una vivienda del casco urbano de la localidad.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero cuando se interceptó a un vecino del municipio con 30 gramos de cocaína y 400 euros en efectivo, dando inicio a la denominada “Operación Cela Seto”.

La vivienda de esta persona era frecuentada consumidores habituales de estupefacientes, muchos de ellos chicos. En el transcurso del operativo, en el que también participó la patrulla de la Compañía de Vigo, se llevaron a cabo más de una decena de controles, y se constataron otras tantas transacciones de cocaína y hachís en la contorna de esta vivienda.

En el registro llevado a cabo ayer, participaron agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil, así como el Servicio Cinológico de la Guardia Civil, incautando 304 gramos de cocaína en piedra, 189 gramos de polen de hachís, 67 bellotas de hachís de 10 g cada una, 250 gramos de una sustancia de corte, 278 gramos de cocaína en polvo, 1.270 euros en efectivo y 42 billetes falsos de 20 euros.

El habitante de la vivienda fue detenido cómo presunto autor de un delito contra la salude pública por tráfico de drogas y fue puesto la disposición del Juzgado de Instrucción 2 de O Porriño. La pareja del mismo, que convivía con él, es investigada por el mismo delito.