Un desprendimiento de tierra obliga a corta la carretera que une Vincios con Couso
ALFREDO // El desprendimiento obligó a cortar la PO-341, a la altura de la iglesia de Morgadáns

Las fuertes lluvias caídas en las últimas horas han provocado el desprendimiento de toneladas de tierra y piedras en la carretera PO-341, kilómetro 5, que une las localidades de Vincios con Couso, a la altura de la iglesia de Morgadáns, Gondomar.

En estos momentos, Conservacións de Estradas está retirando los lodos con una retroexcavadora y camiones. Se espera que a lo largo de la mañana la vía quede limpia y se abra al tráfico.

El suceso ocurrió sobre las siete de la mañana. Hasta el lugar también acudió la Policía Local de Gondomar, que está regulando el tráfico.