GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha detenido a dos vecinos de A Guarda como presuntos autores de cerca de una veintena de robos en una empresa del mismo municipio dedicada al sector de la calderería, donde supuestamente sustrajeron más de 2.000 kilos de recortes de acero inoxidable y 1.500 litros de gasoil.

Las investigaciones realizadas por el Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Tui, se iniciaron cuando el propietario de la empresa denuncia los sucesivos robos que venía sufriendo desde el pasado mes de septiembre.

En total se contabilizaron 19 robos de recortes de acero inoxidable y depósitos que almacenaba en el interior de la nave, a la que accedían utilizando un mando a distancia preparado al efecto para la apertura remota de las puertas.

A raíz de las investigaciones realizadas, se procedió a la identificación y detención de los presuntos autores, que resultaron ser dos vecinos de A Guarda, de 38 y 52 años, con un amplio historial por delitos contra el patrimonio y el tráfico de drogas. Se les atribuye también el robo de cerca de 1.500 litros de gasoil que sustrajeron del surtidor que tiene la empresa para el repostaje de sus camiones, utilizando un dispositivo electrónico y una clave de acceso que les permitía desbloquear la máquina.

Las pesquisas concluyeron con la recuperación de parte del material sustraído en una chatarrería de la comarca del Val Miñor, donde se intervinieron 400 kilos en recortes de acero inoxidable.

Los detenidos, junto con las diligencias instruidas, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Tui.

FUENTE: GUARDIA CIVIL

GUARDIA CIVIL