GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil detuvo a un vecino de Baiona, de 43 años, al que se le atribuye la presunta comisión de cerca de 30 delitos de robo y hurto, la mayor parte de ellos en viviendas y garajes de la localidad.

Las investigaciones llevadas a cabo por efectivos del Puesto Principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán se iniciaron a raíz de la proliferación de robos y hurtos que se estaban produciendo en los garajes y trasteros de un mismo edificio situado en el núcleo urbano de Baiona.

Esta circunstancia permitió establecer una línea de investigación valorando la posibilidad de que el presunto autor pudiera ser alguna persona que residiese en el edificio, hasta que se reunieron los suficientes indicios que hicieron sospechar de uno de los residentes, después de valorar sus antecedentes policiales y su perfil de consumidor habitual de estupefacientes, que podrían ser los motivos que le llevase a delinquir.

Después de una ardua labor e investigación, en la que fueron esenciales no solo los controles y seguimientos que se le hicieron a esta persona sino también los resultados obtenidos por el Equipo Básico de Inspección Ocular (EBIO) en la recogida de muestras y vestigios en los lugares donde se cometieron los robos, se pudo llegar a la detención de este vecino, en principio como presunto autor una docena de robos y hurtos que habría cometido este año, la mayor parte de ellos en el edificio donde reside.

A raíz de su detención y a través de las gestiones realizadas en los establecimientos de compra venta de objetos de segunda mano y por algunos de los efectos sustraídos que tenía en su poder, se le pudo vincular además como supuesto autor de otros 18 robos y hurtos cometidos durante los últimos años en los garajes de otras viviendas, en el interior de vehículos estacionados en la vía pública y algunos locales comerciales de Baiona.

Con ocasión de su detención se pudo recuperar un importante lote de objetos sustraídos, que tenía guardados en su domicilio y que se están entregando a sus propietarios (maquinaria, herramientas, dos bicicletas, un monopatín y varios aparatos de radio, entre otro).

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo que decretó su libertad provisional con cargos.

INFO: GUARDIA CIVIL