Las nuevas oficinas del Organismo de Recaudación Local (ORAL) de Tui abrieron sus puertas en la calle de O Rosal, número 1, un local alquilado con el que la Diputación de Pontevedra da solución a un problema histórico, fruto de las pésimas condiciones de las antiguas dependencias que fueran adquiridas por el anterior Gobierno provincial.

El diputado de Cooperación, Santos Héctor Rodríguez, acompañado del alcalde Enrique Cabaleiro y la directora del ORAL, Inmaculada Venía, visitó hoy las instalaciones y celebró el “cambio radical na calidade de atención ao público e nas condicións para as traballadoras”.

El ORAL de la Diputación en Tui estaba funcionando desde el mes de febrero en unos locales cedidos por el Concello en el edificio Área Panorámica, en la calle Colón, como solución provisional tras el cierre de urgencia que se decidió a causa de las graves deficiencias de las instalaciones anteriores en la calle de A Coruña, adquiridas por el anterior Gobierno provincial en el 2003. La clausura de la oficina original fue obligada delante de su situación de insalubridad, provocada por las patologías constructivas que, según los técnicos, resultaban de muy difícil resolución. A mayores, el local carecía de acceso para personas con diversidad funcional.

Las nuevas oficinas están situadas en un céntrico bajo de 94 metros cuadrados con dos entradas y dos fachadas acristalados. Finalmente, reúne las condiciones idóneas para la labor de las cinco trabajadoras que prestan servicio en la oficina y cuenta con una sala de espera para el público, que podrá así disfrutar de una atención más cuidada. Está previsto, además, dotarlo con un tótem informativo con pantalla táctil para ayudar a la realización de gestiones.

La sede del ORAL de Tui presta servicio de atención presencial en relación con los tributos del IBI, IAE, IVTM (vehículos), así como recaudación de multas y tasas municipales del Concello de Tui.

Además, está descentralizado, pues cuenta con atención presencial en Tomiño (los miércoles) y en O Rosal (martes y jueves).  Este servicio constituye el núcleo de actualización de los padrones de tributos de la comarca del Baixo Miño (Tui, Tomiño , O Rosal y Oia) y atiende anualmente más de 7.500 consultas presenciales, aunque la cifra bajó en este 2020 por culpa de la pandemia. La oficina gestionó cerca de 9 ,4 millones de euros en impuestos, tasas y multas en la comarca en lo que va de este año. En el caso del Concello de Tui, fueron 4,1 millones de euros desde enero hasta hoy. Además, está en cifras de recaudación histórica en período de pago voluntario al haber alcanzado el 85% del total.