La Delegada de la Xunta en Pontevedra, María Luisa Piñeiro, realizó esta mañana su primera visita institucional a A Guarda. En este primero encuentro de trabajo con el alcalde Antonio Lomba, aprovechó la ocasión para dejar su firma en el libro de Oro del Concello y para mantener una conversación sobre los seis principales proyectos en los que la Administración Autonómica debe de prestar su “máxima colaboración”, tal y como manifestó el edil socialista.

Estos proyectos tienen que ver con la mejora de los accesos y de la movilidad en la villa, el incremento de la seguridad vial, la mejora de las instalaciones deportivas, la mejora de los servicios sociales municipales y la disposición de suelo industrial para establecer empresas en el municipio.

En este sentido, los principales proyectos son la finalización del Vial Tui-A Guarda, la construcción del Acceso Sur al Puerto de la villa, la Senda mixta alrededor del Monte Santa Trega, la reforma del Pabellón Municipal de Deportes, el remate de la tercera planta de la casa consistorial (para su uso por parte de Servicios Sociales) y el desarrollo de un parque empresarial.

En el caso del Vial Tui-A Guarda, Antonio Lomba recordó que para el Concello es un lastre la falta de buenas comunicaciones por carretera, algo que imposibilita fijar empresas y población en el municipio, una vieja demanda de los vecinos de la villa.

En cuanto al Acceso Sur, el alcalde le trasladó a la Delegada que ya existe un proyecto, redactado por la Diputación de Pontevedra, pero que es necesario la implicación de todas las instituciones para que el Puerto de A Guarda tenga un acceso en condiciones, que permita y facilite el trabajo de las gentes del mar.

Otros de los proyectos planteados, fue la Senda Mixta alrededor del Monte Santa Trega, una demanda que preocupa mucho al regidor, por tratarse de un tema de seguridad vial y que está a poner en riesgo a muchos vecinos que transitan por una vía sin aceras y muy estrecha, con una alta circulación de vehículos de todo tipo en la temporada estival.

En cuanto a la reforma del Pabellón Municipal de Deportes, Antonio Lomba le recordó a María Luisa Piñeiro que A Guarda cuenta con un equipo de balonmano femenino en la División de Honor, el Balonmano Atlético Guardés, que juega en competiciones europeas y que precisa desde hace tiempo de unas instalaciones idóneas a su nivel de competición.+

La finalización de la tercera planta del edificio consistorial fue otro de los temas planteados, puesto que su uso estaría destinado a los Servicios Sociales Municipales, que ahora atienden en la sede del antiguo Concello. Se trata de una planta que está aún sin finalizar y que precisa unas obras de adecuación para poder establecer allí los Servicios Sociales del Concello.

Ya para finalizar, y no por ello menos importante, el regidor local habló con la delegada sobre el Suelo industrial en el municipio, una necesidad urgente para que empresas de toda índole se puedan implantar en la villa. Tal y como manifestó Lomba, “existe una alta demanda de suelo empresarial, algo que favorecería la economía de la villa y ayudaría a fijar población”.

María Luisa Piñeiro mostró su interés en los temas planteados por el Alcalde, muchos de ellos ya avanzados o encaminados con proyectos redactados, pero para los que es necesario un apoyo por parte de la Xunta de Galicia y otros entes autonómicos y provinciales para su financiación y ejecución. Finalizó este primer encuentro con un regalo por parte del Alcalde de la villa a la Delegada Territorial.