El cruce que conecta el centro de Gondomar con las carreteras provinciales que dan servicio a las parroquias de Peiteiros, por una parte, y Chaín-Morgadáns, por la otra, será humanizado con una gran transformación que va a acometer la Diputación en convenio con el Concello de Gondomar y que va a suponer una inversión de 271.769 euros.

La zona fue visitada hoy por los diputados Gregorio Agís e Iria Lamas, junto con el alcalde Paco Ferreira. La actuación incluye, además, el rediseño de la rotonda en la que las carreteras confluyen con las calles de San Bieito y del Emigrante, donde se registra una elevada densidad de tráfico.

La obra, que está en proceso de licitación, será adjudicada por la Diputación durante los próximos días, dado que el plazo de presentación de ofertas ya finalizó. El convenio contempla una aportación de un 70% por la Diputación (190.000 euros), mientras que el restante 30% (81.500 euros) procede del Concello, al incluir la construcción de servicios urbanos, como una nueva acera por el margen de la carretera de EP-2301 (a Chaín), una zona de carga y descarga en la EP-2301 (Peitieiros) y la reordenación de las paradas de autobús.

Gregorio Agís destacó que se mejora “un punto complexo para o tráfico porque reordena o arranque das estradas provinciais, que saen en paralelo e comunican con parroquias cunha alta densidade de poboación”. La obra “estira” la zona urbana, dando un tratamiento de adoquín de granito al pavimento e incluyendo pasos de cebra sobreelevados (con granito oscuro), el primero para cruzar las carreteras y el segundo ya en la calle de San Bieito, antes de la rotonda. Al tiempo, añadió, la rotonda va a ser reformada para darle mayor presencia, creando una base remontable en su perímetro al objeto de permitir el giro en la circulación de vehículos articulados y autobuses.

Las nuevas aceras al inicio de la carretera a Chaín-Morgadáns tendrán un ancho de hasta 2,5 metros cumpliendo con los criterios del Decálogo de Actuaciones de la Diputación en carreteras provinciales e incluyen también la renovación de la red de iluminación pública, enterrando el cableado, y la dotación de red de recogida de las aguas pluviales. Para garantizar una correcta accesibilidad hasta la parada de autobuses a lo largo de la nueva acera se realizará un muro de contención desde el comienzo de la carretera, y para integrarlo en la nueva configuración urbana quedará recubierto con una pantalla vegetal. La parada del transporte público también será reformada para adaptarla a la normativa.

“Inversiones como nunca en Gondomar”

Paco Ferreira destacó la colaboración de la Diputación, que en menos de 6 años invirtió “como nunca se investira en Gondomar en infraestruturas, parques infantís, instalacións deportivas e un longo etcétera”. Ferreira calificó el arreglo de esta intersección de las carreteras provinciales con el casco urbano como uno de los “proxectos estrela” porque resuelve el cruce por parte de los peatones y también los giros del tráfico pesado. “É unha obra que dá categoría a toda esta zona e prosigue a transformación de todo o concello”. Además, destacó que el 30% que el Concello de Gondomar aporta a la obra procede del Plan Concellos “polo que, ao final, á veciñanza de Gondomar esta obra non lle supón ningún custe gracias ao financiamento regrado da Deputación”. “Hai un antes e un despois gracias a esta colaboración entre a Deputación e os concellos, xuntos seremos quen de facer un concello con servizos renovados, grande e forte, nunha provincia grande e forte”.

La Diputación de Pontevedra lleva invertidos más de 9,2 millones de euros en Gondomar desde que en 2015 cambió el Gobierno provincial. Esta financiación permitió a Gondomar ejecutar cerca de una veintena de obras en calles, caminos, saneamientos y acondicionamiento de equipamientos y dotaciones municipales.

Además, el Plan Concellos hizo posible la contratación de más de 90 personas desempleadas para trabajar en servicios municipales. En este tiempo, la Diputación acometió también cinco obras de seguridad vial de las carreteras provinciales, entre las que destacan la pavimentación integral de la carretera de Chaín-Morgadáns (406.000 euros) y la mejora en el PQ 2+630 en la de Peitieiros.