Diputación

Las brigadas de mantenimiento y conservación, así como las empresas contratadas, ya esparcieron casi 200 toneladas de sal para hacer frente a las heladas producidas y atendieron en la última semana cerca de setenta incidencias.

La Diputación de Pontevedra mantiene un intenso operativo para garantizar el mantenimiento y la seguridad en el viario provincial con motivo de la compleja situación derivada de la ola de frío registrada en los últimos días. De este modo, los parques provinciales de maquinaria continúan trabajando intensamente a lo largo de los 1.700 kilómetros de las carreteras de la red de la Diputación y atendieron ya en la última semana cerca de setenta incidencias.

Prácticamente la totalidad de estas incidencias fueron motivadas por duras heladas en las tres zonas de actuación (norte, centro y sur) en que la Diputación divide la provincia, especialmente en la zona norte donde se están registrando las temperaturas más bajas. Las brigadas de mantenimiento y conservación disponen de las provisiones necesarias de sal para proteger la red de carreteras provinciales de estos episodios de frío mediante maquinaria dotada de esparcidores. Debido a los bajos registros de los últimos días ya fueron consumidas más de 190 toneladas para hacer frente a las heladas producidas en la red de carreteras y se realizaron recorridos preventivos de extendido de sal en la casi totalidad del viario provincial.

Con respeto a las incidencias, la mayor parte se produjeron en las zonas norte y centro en las que hubo una treintena de actuaciones. En menor medida afectaron a la zona sur, Gondomar, A Guarda, O Rosal, Tomiño, Tui, Oia, Nigrán y Baiona entre otras, con 14 intervenciones.

Dada la previsión para estos próximos días, en estos momentos están disponibles más de 120 toneladas de sal guardadas en los parques de Ponteareas, Gondomar, Pontevedra, Codeseda (A Estrada) y Lalín. En cuanto a la maquinaria, se cuenta con seis esparcidores de sal instalados en los correspondientes camiones y cuatro cuchillas quitanieves a emplear en caso necesario.

Continuas actuaciones preventivas

 Por culpa de los fenómenos extremos que se están padeciendo, la situación está siendo muy compleja pese a las continuas actuaciones preventivas que están realizando los medios de la Diputación esparciendo sal, tanto la primera hora de la mañana como la última de la tarde en toda la red para evitar placas de hielo en la calzada y garantizar la seguridad viaria. Zonas poco habituales por la afición del frío y las heladas se están viendo también afectadas, por lo que se intensificaron los esfuerzos tanto en medios humanos como materiales.

El operativo provincial ha movilizado a cerca de ochenta personas. A mayores, participan los coordinadores de brigadas y demás personal técnico de la institución provincial.  Cabe recordar que las brigadas están trabajando en horario de mañana, de tarde, y de guardia localizada durante la noche para atender incidencias llegadas desde el servicio de vigilancia de la Diputación, que recibe avisos tanto desde el 112, de los ayuntamientos, de policías locales e incluso del propio vecindario.