Casi 15 años han pasado para que el Novás haya vuelto a ganar un partido lejos de sus fronteras. Desde su primera temporada en la categoría de Plata, dónde se consiguieron tres victorias como foráneo (Naranco Oviedo, Summa Hoteles y Amenabar Zarauz), el equipo únicamente había sumado un punto, en segunda experiencia en esta división (fue ante Alcobendas en 2011), hasta la fecha.

Y ahora, después de volver a la antesala de la Liga ASOBAL, contaba las 11 salidas como derrotas. Un bagaje que convertía a los de O Rosal, junto a Santoña, en el peor visitante de la liga. Casualmente, los dos equipos que van a la cola en la clasificación. Esto, unido a las derrotas ante dos rivales directos -Agustinos y Villa de Aranda- en su fortín, hacía que los de Ismael Martínez se quedasen al borde del precipicio. Últimos, acudían el pasado sábado a Palma del Río con la obligación de romper con esa estadística negativa si querían mantener viva alguna esperanza de permanencia.

Un inicio muy serio, con ventajas de hasta 6 tantos, demostró que al Novás no le temblaba el pulso, y a pesar de que el ARS Palma del Río redujo diferencias, el cuadro gallego fue superior y se llevó los puntos para casa.

Este resultado, acompañado de las derrotas de rivales directos (Amenabar Zarauz, Bordils, Agustinos o Sant Marti cayeron en sus compromisos), deja la clasificación por la zona baja muy apretada. Los 8 puntos que separan al séptimo clasificado y al colista hablan de la igualdad de la competición, en la que actualmente el Novás es penúltimo con 16, a 3 de la salvación, y 4 de un trío de equipos, lo que deja la permanencia complicada, pero posible.

Los de Martínez tienen tres partidos en casa (Handbol Bordils, Viveros Herol Nava y FC Barcelona B) y tres salidas (Balonmano Zamora, Amenabar Zarauz y Ciudad Real). Un calendario nada fácil, y del que deberían conseguir al menos 8 puntos, pero que afrontan con optimismo y con la promesa de luchar hasta que las matemáticas digan lo contrario.

El primer rival, el Handbol Bordils, llega tras una mala racha que lo ha abocado a los puestos de peligro. A pesar de tener una plantilla de gran calidad (Canyiugeral, Esteve Ferrer o Sergi Mach en sus filas), las lesiones y problemas laborales han impedido mostrar todo su potencial, y hacen que en el duelo del sábado, haya mucho en juego.

Para el partido, que comenzará a las 17:00 horas, el Novás llama a las masas a que acudan a partir de las 15:00 horas para recibir al equipo y disfrutar de la quedada previa en las inmediaciones del Municipal.