El candidato popular a la Alcaldía de Nigrán, Carlos Abal, denuncia la dejadez del gobierno municipal socialista, “palpable en cuestiones tan evidentes como en unas marquesinas de autobuses rotas, algunas desde hace semanas, como es el caso de la de Priegue”, apunta el candidato popular.

Más allá de la imagen de abandono que muestra el estado de estos inmuebles públicos, resultan un peligro para los usuarios”, añade Abal y matiza que, “puedo entender que tramitar su reposición lleve un tiempo, pero no acondicionarlas o retirar los cristales y astillas para que no se produzca ningún accidente con ningún vecino”.

La desidia del gobierno socialista se evidencia también en el control del alumbrado público, con luminarias encendidas a plena luz del día y apagadas de noche, “una circunstancia que se viene produciendo desde hace semanas y que, además del derroche de fondos públicos, supone un problema de seguridad ciudadana para los vecinos de las zonas afectadas”, concreta Abal.