El carril bici entre Baiona y A Guarda se cubrirá de resinas sintéticas pigmentadas de color ocre
RUBENS // La muestra realizada esta mañana en la parroquia oiense de Mougás.

El carril bici entre Baiona y A Guarda se cubrirá de resinas sintéticas pigmentadas de color ocre, con arena y antideslizante, que facilitará el rodaje a las bicicletas o incluso a los patines. 

La empresa encargada de las obras ha realizado esta mañana una muestra a la altura del kilómetro 27 de la carretera PO-552, en el municipio de Oia.

“Dicha muestra será presentada a la Xunta de Galicia para que desde la administración nos den el visto bueno y comenzar así los trabajos el próximo lunes” según ha comentado un operario de la empresa a Telemariñas.

Esta actuación se enmarca en las obras de refuerzo de la seguridad viaria y de reforma del carril bici entre Baiona y A Guarda, a las que se destinaron 800.000 euros.