La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda ha resuelto la segunda edición del concurso de recogida de pilas Pilabot, un certamen en el que participaron 150 centros de educación primaria y secundaria de toda Galicia y que se saldó con la recogida de cerca de 59 toneladas de pilas, acumuladores y baterías usadas, un 34% más en la primera edición.

Los centros ganadores del certamen, que se enmarca en una campaña de sensibilización para fomentar la recogida selectiva de este tipo de residuos entre los escolares gallegos, son el CEIP As Solanas Gutierrez Campos (A Guarda) y el CRA Amencer (Ribadavia). Estos dos colegios consiguieron las mejores cifras de recuperación en las dos categorías en las que se dividía el concurso: kilos de pilas, baterías y acumuladores recopilados en los contenedores de los propios centros; y cifras de recogida por alumno.

Concretamente, el Centro de Educación Infantil y Primaria As Solanas Gutierrez Campos se llevó el primer puesto en términos absolutos, ya que recogió un total de 4.065 kilos de pilas y baterías en sus instalaciones; seguido del CEIP A Cruz de Camos, Nigrán, que consiguió el segundo puesto gracias a la recogida de 2.926 Kg.

En la segunda categoría del concurso el Centro Rural Agrupado Amencer de Ribadavia consiguió el primer premio de la categoría kilos de pilas por alumno con una ratio de recogida de casi 87 Kg por alumno; por lo que este centro educativo vuelve a erigirse por segundo año consecutivo con este galardón e incluso mejora la ratio al superar los 65 kilos por estudiante en la anterior edición. El segundo centro premiado en esta categoría fue el CEIP de Caión (A Laracha) con 46,41 Kg por alumno.

Los cuatro centros recibirán un premio económico que deberán destinar a la compra de material escolar o deportivo. Concretamente, los primeros premios de ambas categorías están dotados con 2.500 euros cada uno, mientras que los centros que quedaron en segunda posición llevarán como recompensa 1.250 euros.

Campaña ‘Pilabot’

Hace falta recordar que la campaña Pilabot fue puesta en marcha por la Consellería de Medio Ambiente en colaboración con los gestores de este tipo de residuos autorizados en Galicia (Ecopilas, ERP y Ecolec), con el objetivo de fomentar el reciclaje de pilas entre los escolares gallegos y sus familias.

Este tipo de residuos tienen una alta carga contaminante. A modo de ejemplo, una sola pila de botón, como la que se emplea en un reloj, puede contaminar hasta 600.000 litros de agua, lo que equivale al consumo de 30 personas durante toda su vida por lo que resulta primordial que este tipo de residuo se deposite en el colector correspondiente para darle el tratamiento idóneo.

Además, las pilas se encuentran en múltiples dispositivos, como juguetes, cámaras, linternas, relojes… por lo que desde la Consellería de Medio Ambiente se considera fundamental fomentar su correcta separación, no sólo en los hogares, sino también en los trabajos, centros de ocio y colegios, uno de los mejores lugares para trasladar a las futuras generaciones a importancia de separar bien y depositar estos residuos en contenedores específicos.