La delegada territorial de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias, invitó hoy a los centros escolares del área territorial a seguir el ejemplo marcado por el CEIP da Cruz de Nigrán, galardonado en la última edición del concurso de recogida de pilas ‘Pilabot’.

Un certamen en el que participaron 150 centros de educación primaria y secundaria de toda Galicia y que se saldó con la recogida de cerca de 59 toneladas de pilas, acumuladores y baterías usadas, un 34% más en la primera edición.

Lo hizo con ocasión de la entrega al director del centro nigranés del diploma que lo acredita como ganador del segundo premio del certamen en la categoría de recogida total de pilas. Este concurso constaba de dos categorías: kilos de pilas, baterías y acumuladores recopilados en los contenedores de los propios centros y cifras de recogida por alumno.

Concretamente, en la primera categoría el CEIP da Cruz de Nigrán consiguió el segundo premio con 2,9 toneladas sólo superado por el CEIP As Solanas Gutiérrez de A Guarda, que logró recuperar 4 Tn durante las seis semanas de concurso.

Fernández-Tapias subrayó el compromiso con el reciclaje de los escolares gallegos al recuperar 59 toneladas de pilas en el marco de esta iniciativa, una cifra extraordinaria, dijo, para instar a la comunidad escolar a seguir apostando por la recuperación de este tipo de residuos, tanto en el colegio como en casa.

Campaña ‘Pilabot’

Y a las puertas de cerrar la inscripción de la tercera edición de Pilabot’ , la representante autonómica animó a los centros educativos del área territorial de Vigo a participar en el concurso, que cuenta con un total de 150 plazas disponibles.

La actividad central volverá a ser el concurso escolar de reciclaje de pilas, baterías y acumuladores de manera que una vez cerrada la inscripción, se repartirán entre todos los participantes bidones colectores y material informativo como paso previo al arranque de la recogida, que comenzará oficialmente el 13 de enero y se prolongará en cada centro durante un período de seis semanas.

Hace falta recordar que la campaña Pilabot fue puesta en marcha por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivienda en colaboración con los gestores de este tipo de residuos autorizados en Galicia (Ecopilas, ERP y Ecolec).

Las pilas y baterías son un tipo de residuos que tienen una alta carga contaminante. A modo de ejemplo, una sola pila de botón, como la que se emplea en un reloj, puede contaminar hasta 600.000 litros de agua, lo que equivale al consumo de 30 personas durante toda su vida por lo que resulta primordial que este tipo de residuo se deposite en el colector correspondiente para darle el tratamiento idóneo.

Además, las pilas se encuentran en múltiples dispositivos, como juguetes, cámaras, linternas o relojes, por lo que desde la Consellería de Medio Ambiente se considera fundamental fomentar su correcta separación, no sólo en los hogares, sino también en los trabajos, centros de ocio y colegios, uno de los mejores lugares para trasladar a las futuras generaciones la importancia de separar bien y depositar estos residuos en contenedores específicos.