ALFREDO // Una vecina señala el ataúd que instalaron ante la falta de la marquesina

Tras la polémica suscitada en A Gándara por la falta de una marquesina en la PO-552 y que los vecinos venían reclamando desde hace tiempo, el Concello decidió instalar la parada ante la pasividad de la Xunta de Galicia, propietaria de la caseta.

Así lo aseguró el alcalde de la Villa, Antonio Lomba, que pide el apoyo de los vecinos de A Gándara para reclamar al ente autonómico el coste de la nueva marquesina.

El pasado miércoles 28 de marzo se celebró en el Concello de A Guarda, una reunión entre los vecinos de A Gándara que reclaman la famosa marquesina, el alcalde de A Guarda, y el concejal de servicios y vecino de A Gándara, Paulino Rodríguez, para informar a los presentes de las gestiones hechas para reclamar, delante de la Dirección General de Movilidad de la Xunta de Galicia, la mencionada marquesina y dar una solución a la problemática que sufren los vecinos.

Los responsables municipales comunicaron a los vecinos de que la responsabilidad de reponer la marquesina en A Gándara es de la Xunta de Galicia dado que tiene las competencias sobre el trasporte de viajeros y las infraestructuras relacionadas con este servicio, y además en este caso, la competencia de la carretera PO-552 también es de la Xunta, dado que pertenece la Red Autonómica de Carreteras de Galicia.

Considerando que los vecinos de A Gándara están siendo perjudicados por la pasividad de la administración autonómica al no asumir sus responsabilidades, el alcalde de A Guarda se comprometió a que el Concello instalará, en un plazo breve, una nueva marquesina. A su vez pidió a la representación de vecinos que acudieron a la reunión su apoyo para reclamar de la Xunta de Galicia el coste de la marquesina, que por los presupuestos que se manejan desde el Concello puede superar los 4000 €.