Un ataúd como marquesina perjudicados
ALFREDO // Varios vecinos de A Gándara con el ataúd en lo que queda de la marquesina

Un ataúd, con coronas de flores incluidas. Eso es lo que se encuentran los vecinos de A Gándara, en A Guarda, cuando esperan el autobús. La falta de una marquesina ha llevado a los vecinos de esta parroquia guardesa a tomar medidas tan drástica como esta.

Al parecer, hace unos tres años un vehículo se empotró contra la marquesina, destrozando parte de ella. Con el paso del tiempo, los temporales y la falta de mantenimiento, la caseta se fue deteriorando hasta tal punto, que sólo ha quedado el suelo de cemento.

Pero esta no es la primera vez que los vecinos de la parroquia se manifiestan de esta curiosa manera. La falta de interés por parte de los organismo oficiales, ha llevado a los usuarios de la parada a colocar en la marquesinas unos muñecos con paraguas, haciendo alusión a las mojaduras que cogen mientras esperan el autobús.

Celia González, de 77 años, es una de las vecinas afectadas. “Queremos una marquesina para la parada. Estamos al frio, a la lluvia, al sol y al viento. Hay mucha gente que coge aquí el autobús todos los días. El otro día fui al médico a Vigo y me mojé toda”, indica la anciana.

Para Celia, esta es la única manera que tienen los vecinos de protestar para que alguien les escuche. “Tenemos que luchar. No podemos quedarnos con los brazos cruzados viendo como nos mojamos y pasamos frio. Ya hemos puesto carteles, muñecos y ahora un ataúd”, afirma muy enfadada.

Irene Reyes, de 43 años, es otra de las personas afectadas. “Lo que quedaba de la marquesina se la llevó el temporal y ahora estamos sin nada. Incluso hay miembros del San Xerome Emiliani que son usuarios de la parada y también se ven perjudicados por esta situación”, asevera.

Otro de los afectados es Juan Rodríguez, de 87 años. “Esto es una vergüenza. En los tiempos que estamos que esto pase en un pueblo como A Guarda, no tiene explicación”, declara enojado el octogenario, que tiene que esperar el autobús en la marquesina del otro lado de la carretera. “Mientras espero a que pasen los coches para poder cruzar la carretera, y que ya no corro como cuando tenía 20 años, el autobús se va y lo pierdo”.

Por su parte, el Concejal de Tráfico del Concello de A Guarda, Paulino Rodríguez, aseguró a Telemariñas que llevan más de un año reclamando a la Xunta de Galicia, organismo competente de la parada, el arreglo de la marquesina. “Hemos reclamado varias veces al ente autonómico que solucionen el problema, pero no hemos tenido respuesta alguna. Los primeros interesados en solucionar esto somos nosotros”.

El concejal afirma que en una conversación mantenida hace unos meses con Ethel Vázquez, éste le indicó a la Conselleira de Infraestructuras de la problemática de la PO-552 a su paso por A Gándara. “Le solicité un paso de peatones en la rotonda de San Roque y también le requerí la citada marquesina, pero de momento ni una cosa ni la otra”.

A la espera de que la Xunta de Galicia instale una marquesina nueva, los vecinos de A Gándara seguirán movilizándose, o al menos, intentando que alguien les escuche en sus reivindicaciones.

CEDIDA