El fuerte temporal causa numerosas incidencias en las comarcas de O Val Miñor y O Baixo Miño

La lluvia y el viento se dejaron sentir desde ayer en las comarcas de O Val Miñor y O Baixo Miño, aunque puede decirse que apenas dejaron incidencias de importancia.

En Nigrán, un vecino que circulaba en dirección Vigo-Baiona se salió de vía y chocó con un muro de una propiedad privada. Sufrió algunos destrozos en el vehículo, así como la pérdida de una rueda, pero no hubo que lamentar daños personales. Los hechos ocurrieron sobre las 10:30 horas en la ya conocida para muchos como << Curva del Vanitas >>, en el kilómetro 9 de la PO-552.

FOTO RUBENS // Imagen de la salida de vía que tuvo lugar en la Curva del Vanitas
FOTO RUBENS // Imagen de la salida de vía que tuvo lugar en la Curva del Vanitas

Es una zona caracterizada por numerosos accidentes y uno de los puntos negros de las carreteras de O Val Miñor. Coincidiendo con este suceso y en la rotonda de Ureca, a la salida de la autopista AP-9 en Nigrán, se produjo otra salida de vía de otro vehículo en la que afortunadamente tampoco hubo que lamentar heridos. En ambos incidentes asistió una patrulla de la Policía Local de Nigrán. En Priegue, un árbol cayó sobre el tendido telefónico afectando a los barrios de Navas y Medoñas.

El temporal de viento y lluvia ha obligado a los servicios de emergencia a estar permanentemente ocupados desde ayer. El GES de A Guarda, acudió desde ayer a las 22:00 horas, a una inundación producida en la calle Vista Alegre ( Oia ), un desatascamiento por bolsas de agua sobre la calzada en Camposancos ( A Guarda ), a la retirada de un árbol caído en el barrio de Santa Rosa ( Tomiño ) que además cayó encima del tendido eléctrico y cortó la calzada esta tarde sobre las 17:00 horas. En la carretera PO-552, a la altura de Eiras ( O Rosal ), también otro árbol pero éste partió por completo un cable de la luz.

En Oia se registraron ráfagas de más de 120 kilómetros por hora y lluvias que llegaron a acumular 50 litros por metro cuadrado.

El mal tiempo continuará mañana

Durante la jornada del martes Galicia va quedando en una zona intermedia entre las borrasca del norte y el anticiclón oceánico. De este modo comenzaremos la jornada con cielos achubascados y lluvias intermitentes, para ir abriéndose claros y disminuyendo las precipitaciones conforme avance a jornada. Las temperaturas descenderán tanto las mínimas como las máximas, de manera más acusada las mínimas. Los vientos soplarán de componente oeste flojos a moderados, con intervalos fuertes en el litoral norte.